lunes, 23 de abril de 2012

Demi confieza que no se ha recuperado del todo


“No digo que sea perfecta o que esté curada, pero estoy aprendiendo a quererme y aceptarme a mí misma”.

Demi ha abierto su alma en la entrevista que ha hecho a Fabulous donde ha vuelto a recordar las inseguridades que la llevaron al centro de rehabilitación a finales del 2010.

Unas inseguridades que nacieron en la escuela cuando apenas era una adolescente y su carrera como actriz estaba despegando. Esto hizo que sus compañeros la tuvieran muchísima envidia y se cebaran con Demi:

“Ellos me llamaban z**** y me decían que era gorda y fea. No debía haberles escuchado, pero me llegó al corazón y me hirió. Pensé que no tenía amigos porque estaba demasiado gorda”.

Aquí empezó el problema de Demi ya que pensó que conseguiría la aprobación de sus compañeros si cambiaba su imagen, si no era ella misma…

Cuando empezaron las agresiones ella solo tenía 8 años.

Y por desgracia Demi quiso agradar a esta gente y adelgazó de manera alarmante. Pero con la delgadez no le llegó la felicidad.

En ese momento, cuando vio que su interior no se arreglaba, Demi empezó a autolesionarse:
“Lo haces porque te sientes mal por dentro. No sabes cómo sacarlo fuera”.

Además Demi tuvo a su lado gente que no se preocupaba por ella, gente que solo la quería a su lado por interés, sin importarles el camino autodestructivo que estaba tomando.

Por suerte, Demi también tenía a su lado amigos y familia. Ambos sabían que algo estaba pasando, pero Demi esquivaba el problema hasta que todo explotó en noviembre del 2010 durante la gira que ella y los Jonas Brothers daban por Sur América.

Tuvo un ataque de ansiedad y pegó a una bailarina, cosa que hizo que su familia le recomendara ingresar en rehabilitación para solucionar sus problemas:
“No fue mi idea, pero no me resistí. Fue muy duro y aterrador. Estaba alejada de casa y muchas veces pensé en irme. Pero mi madre me decía que me iba a arrepentir. Esta era mi única opción”.

Ahora Demi ya está mucho mejor, aunque ella misma reconoce que no está 100% curada y que todavía se siente muy insegura:

“Saber que tengo malos ángulos y que el fotógrafo los puede sacar me hace insegura. Pero estoy mejor de lo que estaba. En mi primera sesión de fotos tras el tratamiento entré en crisis y corrí fuera del estudio. Así que he hecho progresos”.

Wow! que fuerte, nosotras deseamos de corazón que Demi se recupere al 100% por que ella es una persona que ha sufrido bullying, cosa que ninguna de nosotras debemos de soportar, si alguna sufre bullying dígale a algún adulto de confianza y arreglenlo con los maestros, ellos sabrán que hacer.

Esas personas hacen sentir a otras mal para cubrir sus inseguridades, no se dejen!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada