viernes, 1 de junio de 2012

Ignoren a Vera Dietz por favor

¿Está bien odiar a un chico muerto?
¿Incluso si alguna vez lo amé?
¿Aun si fue mi mejor amigo?
¿Está bien odiarlo solo por estar muerto?
A lo largo de toda su juventud, Vera ha luchado por conservar su invisibilidad frente al mundo. Quiere pasar desapercibida y mantener bien guardados los secretos que orbitan su existencia, vuela por donde el radar no detecte su presencia. Charlie, el chico al que amó con todo su corazón, ha muerto en circunstancias muy sospechosas. Fue su mejor amigo desde la infancia, alguien en el cual siempre confió y quien terminaría arruinándolo todo. Pero Charlie ha vuelto desde el más allá para pedirle a Vera que limpie su nombre y dé a conocer toda la verdad, porque “acá, en el otro lado, la verdad siempre triunfa”. De paso, desea decirle a Vera cuánto la ama y cuánto lamenta todo lo que ha ocurrido.
Sin embargo, las heridas aún duelen.
Lo que Charlie pide se perfila imposible: Vera aún no se siente capaz de enfrentar su pérdida, ni los dolorosos secretos que ha intentado ignorar por tanto tiempo.


Bueno a mi la verdad no me gusto nada el libro, se me hizo que no tenía chiste, la chava es una fumadora, borracha, super horrible y ni hablar de sus amigos, trabaja en la noche repartiendo pizzas y tiene un novio, que no le ayuda en nada, tiene un lenguaje muy poco adecuado y no es nada ameno.
La verdad a mi no me gustó nada el libro ni siquiera lo termine de leer de tan malo que estaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada